jueves, 3 de marzo de 2016

JUEGOS PROHIBIDOS (1952), DE RENÉ CLÉMENT. LA MUERTE DE LA INOCENCIA.

De vez en cuando es bueno rescatar auténticas obras maestras del cine que son desconocidas del gran público. Juegos prohibidos es una de ellas, una película filmada con gran sensibilidad que denuncia las guerras, su efecto devastador sobre la población civil y sobre sus víctimas más inocentes: los niños. Viendo la obra de René Clément uno no puede sino tener un recuerdo por los niños que a día de hoy están sufriendo un auténtico infierno en Siria. Aquí el enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada