lunes, 4 de abril de 2016

CLUBES DE LECTURA EN MÁLAGA EN ABRIL. EL ÁRBOL DEL CONOCIMIENTO.

Uno de los más fascinantes pasajes de la Biblia, que ha dado pie a todo tipo de interpretaciones a cargo de los intelectuales más diversos, sucede precisamente a su comienzo, con la prohibición (las religiones prohiben cosas absurdas desde sus mismos orígenes) de comer de un determinado árbol. Y no es que el fruto del árbol fuera venenoso. El mal estaba en que probarlo otorgaba la sabiduría. Se caía la venda de los ojos del comensal y veía las cosas tal y como eran. No conozco mejor metáfora para definir el fenómeno de la lectura. Muchos libros han sido prohibidos por diversos regímenes que temían que sus mensajes pudieran hacer que la gente abriera los ojos. Un país que no lee es un país dormido, cuya población es manipulable. Por eso los clubes de lectura cumplen una función capital: la de apartar los ojos de sus asistentes de la televisión y posar la mirada en asuntos más profundos e insospechados. Qué absurdo resulta el hecho de que ejercitar la plena libertad en nuestro tiempo sea una acción tan sencilla y que a tan poca gente le apetezca practicarla. 
 
En el club de lectura de Más Libros Libres, como ya comenté el mes pasado, celebramos el cuarto centenario de la muerte de nuestro más insigne escritor con la lectura y comentario de una de sus obras más logradas: Rinconete y Cortadillo. Sin duda las noticias que nos están llegando en las últimas horas desde Panamá estimularán un debate que se prevé muy estimulante. El evento se celebrará en colaboración con la Diputación de Málaga.
 
En el club de ensayo de Más Libros Libres, uno de los más singulares escritores norteamericanos, amante absoluto de la libertad, impulsor de la desobediencia civil contra las injusticias del Estado y practicante de una forma de vida solitaria y en comunión con la naturaleza. Precisamente este es el tema de Walden, quizá el más famoso de los trabajos de un autor del que últimamente se está editando buena parte de su producción en nuestro país.
 
En el club de lectura de la Biblioteca Provincial, después de una gozosa celebración de nuestro décimo aniversario, nos atrevemos con un clásico francés en torno a una especie de mujer fatal que pierde para siempre a un protagonista que estaba destinado a una vida ordenada y virtuosa: Manon Lescaut, del Abate Prévost.
 
En el club de lectura de la Biblioteca Cristóbal Cuevas, una novela de Edmund de Waa, autor que está de actualidad por haber presentado su nuevo libro, en torno a la historia de la porcelana. La liebre con ojos de ámbar es de tema parecido, pero en esta ocasión con una perspectiva más viajera y sin perder de vista la historia de la cerámica.
 
En el club de lectura del Ateneo de Málaga, este mes celebran doble sesión. Por un lado, una novela que hace tiempo quiero leer, de uno de los mejores escritores que ha dado nuestra tierra: Ágata ojo de gato, de José Manuel Caballero Bonald y por otro una auténtica obra maestra que describe lo más sórdido de la condición humana: El origen, de Thomas Bernhard. 
 
En el club de lectura de la librería Luces se asoman a los orígenes de la literatura de uno de los grandes escritores de finales del XIX y principios del XX: El protector, de Henry James.
 
En los clubes de lectura del Centro Andaluz de las Letras, por una parte, El niño perro, de Eva Hornung, una novela que toca un tema que recuerda mucho a El pequeño salvaje (la película de Truffaut) o a El libro de la selva, de Rudyard Kipling y por otro Cicatriz, de la exitosa escritora Sara Mesa. 
 
En el club de lectura de Fnac Málaga se acercan a la obra de uno de los escritores más accesibles para su público, como he tenido ocasión de comprobar personalmente en alguna ocasión: La flaqueza del bolchevique, de Lorenzo Silva.
 
Saludamos también el comienzo de un nuevo club de lectura, que precisamente empezará su andadura en el mismo lugar en el que celebraremos el de Rinconete y Cortadillo. Lo organiza la Diputación y estará bastante vinculado a Más Libros Libres. Comienzan con una lectura muy muy popular: Como agua para chocolate, de Laura Esquivel.
 
En el club de lectura de la librería Proteo se presenta la nueva obra de nuestro buen amigo José Antonio Sau: La chica de los ojos manga. Esperamos leerla muy pronto y dedicarle su correspondiente artículo.
 
No hay que olvidar que este mes se celebra en nuestra ciudad el ya tradicional Festival de Cine Español. En la Biblioteca Cristóbal Cuevas hemos programado en esta ocasión dos de las mejores películas que se han podido ver en nuestros cines en los últimos tiempos: El niño, de Daniel Monzón y La isla mínima, de Alberto Rodríguez. Respecto al club de cine de Más Libros Libres hablaremos de Tenemos que hablar de Kevin, de Lynne Ramsay.
 
Busquen los mejores frutos entre las ramas del árbol prohibido. ¡Felices lecturas!  

Ilustración de Mark Smith.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada