viernes, 16 de marzo de 2012

EL RESURGIR DEL CONVENTO DE LA TRINIDAD.


El otro día, paseando, me llevé una grata sorpresa al observar el viejo convento de la Trinidad, por donde tantas veces he pasado, lleno de andamios: por fin ha comenzado su restauración.

El convento está ubicado en los terrenos donde se estableció el campamento de Isabel la Católica durante la conquista de la ciudad en 1487. De hecho se han llevado a cabo prospecciones arqueológicas que confirman este hecho. Yo recuerdo haber visitado el patio del edificio siendo muy pequeño. Son recuerdos nebulosos, pero estimo que mi visita debió producirse cuando ya lo estaban abandonando los últimos militares (su último uso fue el de cuartel, después de la desamortización de Mendizabal). Mi tío acudió allí a realizar alguna gestión y me llevó con él. El patio apareció enorme a mis ojos y el lugar me pareció extraño y fascinante a la vez. No podía entenderlo en aquel momento, pero quizá intuía que el edificio era especial, como todos los que rezuman historia.

Desde entonces el convento se abandonó y así ha estado durante más de treinta años. Los muros que lo circundan aguantan en pie de puro milagro y muchos elementos valiosos, como las columnas del patio o el artesonado fueron progresivamente saqueados. Esperemos que esta restauración sea el principio de la recuperación de un entorno realmente interesante. Junto al edificio existe otra iglesia que debe ser del siglo XIX, que se encuentra en la placeta del compás de la Trinidad, a la que da acceso uno de los pocos arcos de estilo popular que quedan en Málaga. En la acera de enfrente todavía se conserva gran parte de la colonia de San Eugenio, un pequeño barrio obrero diseñado por Fernando Guerrero Strachan y cuyo urbanismo es ejemplar. Todavía puede verse un antiguo letrero que establece las normas de convivencia de la colonia y las multas por contravenirlas por faltas tales como tener cerdos en la calle. Es una pena que la antigua casa donde estaba adosado, haya desaparecido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada